5 claves para que el pelo seco no sufra en invierno NHC
17206
post-template-default,single,single-post,postid-17206,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

5 claves para que el pelo seco no sufra en invierno

5 claves para que el pelo seco no sufra en invierno

5 claves para que el pelo seco no sufra en invierno

Cada tipo de cabello es un mundo y exige unos cuidados diferentes, así como unos productos específicos. Hoy queremos contarte cómo cuidar mejor el pelo seco en invierno. Si en otros momentos compartimos contigo algunos remedios para evitar la sequedad o las mejores mascarillas para el pelo seco, en esta ocasión queremos ayudarte a que tu melena tenga la mejor salud y aspecto posible en la época más fría del año.

Durante el invierno el pelo puede perder vigor, brillo y elasticidad. A la caída estacional propia del otoño se une el exceso de humedad, el contacto del pelo con la lluvia o con la nieve, el frío extremo, los cambios bruscos de temperatura, el mayor uso del secador y un largo etcétera. ¿Qué hacer si tienes el pelo seco en invierno? Por lo pronto, seguir las siguientes recomendaciones.

5 claves para el pelo seco en invierno

  • Protege tu melen. Ante las precipitaciones abundantes o el frío, es importante cuidar de tu cabellera. Por eso, te recomendamos no olvidarte del paraguas en casa y además, usar gorro. Reducirás el estrés al que sometes a tu pelo y evitarás el exceso de humedad. Guantes, orejeras o bufanda también son bienvenidas: es importante tener la nuca o las orejas calentitas.
  • Hidratación a tope. Al igual que el frío agrieta tus labios o afecta negativamente a tu piel, también incide sobre tu cabello, que pide a gritos que lo hidrates. Emplea un champú y un acondicionador hidratantes y específicos para pelo seco durante estos meses. Además, prepara tus propias mascarillas caseras con ingredientes como aloe vera, yogur, plátano, miel, aceite de oliva, aguacate o huevo.
  • Evita el secador en la medida de lo posible. El aire seco y caliente del secador es perjudicial para tu cabello. Intenta reducir la frecuencia de lavado para que no sea diaria, y cuando te lo seques, mantén una distancia mínima de al menos veinte o treinta centímetros entre el secador y tu melena, optando por una temperatura fresca o tibia. Tampoco abuses de las tenacillas o de la plancha del pelo, que resecarán y debilitarán todavía más tu cabello. 
  • Menos es más. Opta por productos naturales, no eches demasiada cantidad y no abuses de espumas, gominas, sprays y otros productos para el cabello, ya que lo estresan y resecan todavía más. Puedes optar por los champús en pastilla, más ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.
  • Sanea tus puntas abiertas periódicamente. Córtate las puntas en algún momento del invierno, entre 5 y 15 centímetros dependiendo de lo estropeado que esté tu pelo. Así, prevendrás problemas como un incremento de la sequedad y por supuesto, las puntas abiertas.

Para terminar, tanto si tienes el pelo seco como graso, no olvides cuidar tu alimentación, relajarte a la hora de dormir, practicar ejercicio habitualmente y optar por buenos hábitos, desdeñando el tabaquismo y el consumo de alcohol.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies