5 consejos para proteger el pelo cuando lo lavas
15879
post-template-default,single,single-post,postid-15879,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive

5 consejos para proteger el pelo cuando lo lavas

frenar la caida del pelo

5 consejos para proteger el pelo cuando lo lavas

Proteger el pelo cuando te lo lavas es esencial para mantener un cabello limpio, sano y brillante así como evitar agravar diversos tipos de problemas capilares. El tipo de productos que utilizas, la temperatura del agua o el procedimiento son esenciales para no convertir el lavado en un proceso agresivo. Para ello, te daremos cinco grandes consejos proporcionados por expertos en estética y salud.

Cómo puedes proteger el pelo cuando lo lavas: 5 consejos esenciales

Estos son los pasos que debes seguir en cada parte del proceso a  la hora de lavarte el pelo.

  • Preparación: Es importante conocer a fondo tu tipo de pelo, ya que según sea graso, liso, fino, grueso, rizado o seco precisarás emplear un champú o acondicionador concreto, así como comprar o preparar mascarillas caseras que te produzcan los efectos deseados. Si no te otorgas un cuidado específico es imposible acometer un buen lavado de pelo. Es importante tener el pelo bien desenredado y sin nudos antes de mojarlo, eliminando restos y polvo acumulado. Pasándote un cepillo antes de lavarlo también incrementarás el riego sanguíneo en la zona capilar.
  • Lavado: Es fundamental diluir el champú en agua en vez de aplicarlo directamente sobre el cabello. Aplícalo de forma uniforme por todo tu pelo, realizando un suave masaje circular hasta que haga espuma. Es importante que el masaje sea especialmente suave en la zona de las raíces, donde puede localizarse más grasa, así como que el agua esté templada o al menos, no excesivamente caliente. También cabe destacar que la cantidad de producto debe equivaler al tamaño de una avellana si tienes el pelo corto o media melena, algo más si tu cabello es largo.
  • Aclarado: Para cerrar la cutícula y que el proceso de lavado sea óptimo, es fundamental terminar el proceso de lavado con agua fría. De esta manera activarás tu circulación sanguínea provocando un crecimiento de cabello más fuerte, incrementando su brillo y también su vitalidad. Recuerda que el acondicionador y las mascarillas únicamente se aplican de medios a puntas, especialmente si tienes el pelo graso. De lo contrario, no solamente engrasarás tu cabello, sino que lo apelmazarás-
  • Peinado: Debes extremar la suavidad a la hora de peinar y desenredar el pelo mojado, habiéndolo escurrido previamente con cuidado. No lo frotes con una toalla, ya que es mejor presionarlo con ella. De esta manera, se absorberá la humedad sin provocar daños. Es adecuado emplear un peine de madera con las puntas gruesas, en lugar de uno de plástico. Recuerda que los tratamientos capilares como las mascarillas son sumamente reparadores, pero se recomiendan aproximadamente una sola vez por semana.
  • Secado: Recuerda que si es posible, es óptimo permitir que el cabello seque al aire -aunque no debes dormir con el mojado- y no secarlo demasiado a menudo con secador, así como no emplear en exceso plancha o tenacillas. Utiliza el secador a temperatura media y alejándolo de tu cuero cabelludo.

¿Ya sabes cómo proteger el pelo a la hora de lavarlo? Puedes contarnos tus propios trucos dejándonos un comentario.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies