5 errores al lavarte el pelo que cometes con frecuencia
16994
post-template-default,single,single-post,postid-16994,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

5 errores al lavarte el pelo que cometes con frecuencia

5 errores al lavarte el pelo

5 errores al lavarte el pelo que cometes con frecuencia

Existen numerosos errores al lavarte el pelo de los que probablemente no te percatas. Éstos pueden fastidiar tu salud capilar, deteriorar la apariencia de tu melena y ensuciar tu cabello antes de lo esperado.

Hoy te contaremos cuáles son los principales errores al lavar la melena. Así puedes no volver a cometerlos y beneficiar a tu organismo.

5 errores al lavarte el pelo que debes abandonar cuanto antes

  • No aplicar adecuadamente el champú. Muchas personas olvidan que lo importante reside en la raíz y la parte superior de la melena, ya que es el lugar en el que se acumulan las bacterias y residuos. Ahí es donde el cuero cabelludo contiene piel muerta, sebo o suciedad. Por otra parte, es importante buscar un producto adecuado para tu tipo de pelo. Ya sea este fino, grueso, seco, débil, graso, etc… ¡No vale cualquier champú! Si teniendo un pelo tendente a la grasa utilizas un champú para pelo seco, empeorarás las cosas.
  • ¡Y cuidado con el acondicionador! No te lo saltes, especialmente si tu cabello tiene tenencia a enredarse. Es un producto fundamental para evitar la caída excesiva de pelo durante el cepillado. Suavizas las puntas y previenes la rotura. Si te echas acondicionador -siempre de medios a puntas, nunca más arriba para no engrasar tu cabello- tu pelo te lo agradecerá. Ganarás en brillo y suavidad. Echa la cantidad adecuada tanto de acondicionador como de champú. Sin pasarte con la cantidad. Recuerda que menos es más.
  • Escatimar en calidad. Busca buenos productos adecuados a tu cabello. No uses toda la vida el mismo champú. Realiza pruebas para comprobar cuáles son aquellos que mejor te sientan. Aquellos de mala calidad pueden generar una respuesta de la flora bacteriana en el cuero cabelludo. Pueden provocar irritación y desequilibro en el ph. Usar el champú inadecuado puede provocar la aparición de caspa o volverlo quebradizo, demasiado seco o demasiado graso. Escoge el ideal para tus características. Y recuerda secarlo con una toalla con suavidad y desenredarlo con cuidado si no quieres provocar caída.
  • Agua ardiendo. Si quieres calor extremo, acude a la sauna, pero ni a tu piel ni a tu pelo les haces ningún favor duchándote a diario con agua demasiado caliente. Las altas temperaturas perjudican a tu pelo abriendo excesivamente la cutícula y partiendo la fibra. Es importante empapar tu melena en agua tibia antes de aplicar el champú y el acondicionador y aclarar finalmente con agua fría para aclarar la cutícula y aportar brillo.
  • Lavarlo a diario por sistema. No existe una frecuencia estática ni obligada ni universal para todo el mundo en lo tocante a lavarse el cabello, pero salvo que hagas mucho deporte a diario -el sudor ensucia mucho el pelo- o lo tengas excesivamente graso, los expertos recomiendan no lavarlo a diario, y en todo caso, hacerlo en días alternos. Uno de los principales motivos es que el cuero cabelludo tiene sus propios aceites naturales y que lavarlo a diario también genera un círculo vicioso en el que se engrasa más.
No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies