7 ingredientes caseros para mantener tu pelo hidratado
15650
post-template-default,single,single-post,postid-15650,single-format-standard,bridge-core-2.1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

7 ingredientes caseros para mantener tu pelo hidratado

frenar la caída del pelo

7 ingredientes caseros para mantener tu pelo hidratado

Si estás buscando ingredientes caseros para mantener tu pelo hidratado y estás cansado de dejarte un dineral en productos cosméticos, numerosos artículos que tienes en tu cocina pueden servirte para devolver el brillo, la fuerza y la elasticidad a tu maltratado cabello.

El pelo puede sufrir problemas de sequedad debido a motivos muy diversos como la exposición prolongada al sol, al salitre o al cloro durante los meses de verano. El uso excesivo de planchas, secador o tenacillas, la mala alimentación o un exceso de lavados y de empleo de productos químicos. Mientras que lo ideal para mantener tu pelo hidratado es permitir que seque al aire libre. Aclararlo siempre con agua fría o al menos templada, masajear el cuero cabelludo o utilizar un cepillo adecuado, las mascarillas caseras constituyen una excelente opción a la hora de mejorar la hidratación capilar. Rescatamos siete elementos de tu cocina a partir de los cuales puedes elaborar mascarillas caseras.

7 elementos culinarios y caseros para tener un pelo hidratado

  • Aguacate. Las grasas saludables del aguacate como los ácidos Omega-3 son muy beneficiosos para la salud de tu cabello. Existen muchas variantes de mascarilla casera elaborada en base a esta fruta tropical. Puedes pelarlo y cortarlo y trocitos, añadiéndole aceite de oliva o de trigo. Puedes añadir la mezcla a tu pelo después de lavarlo, aplicándola a través de un masaje suave de medios a puntas. En lugar de aclararlo de inmediato, lo recomendable es recogerte el pelo con un gorro de ducha y permitir que la mascarilla penetre durante quince minutos. Eso sí, no olvides aclarar el resultado con abundante agua para obtener espectaculares beneficios.
  • Miel y aceite de oliva. La preparación de esta magnífica mascarilla consiste en verter en un cuenco dos cucharadas de miel y otras dos de aceite de oliva, mezclándolo todo bien y aplicándolo sobre el cabello húmedo. Como en el resto de mascarillas, deja que durante un cuarto de hora o media hora la mezcla actúe, aclara con agua el líquido y lávate el pelo de nuevo. Si la aplicas un par de veces por semana, conseguirás hidratar el cabello seco y maltratado de forma eficaz.
  • Aceite de coco y huevo. En lugar del aceite de coco también sirven otras variantes como el aceite de argán o el de almendras. Sea cual sea tu elección, bate un huevo en un pequeño recipiente e incorpora dos cucharadas del aceite, removiéndolo todo junto y aplicándolo a tu melena. Deja que actúe durante media hora y enjuaga con abundante agua. A continuación y para terminar, lávate el pelo al completo y deja que seque al aire libre. ¡Alucinarás con el resultado!
  • Aceite de oliva y romero. El aceite de oliva proporciona una hidratación extrema mientras que el romero es una especia con grandes propiedades antioxidantes para recuperar el pelo dañado o quemado se recupere. Para preparar tu mascarilla casera caliente un cuarto de taza de aceite sin permitir que hierva y añade cinco gotas de aceite esencial de romero. Masaje el cabello suavamente y con un gorro de ducha, permite que actúe unos 20 minutos. Lávalo de nuevo con acondicionador, y repite la aplicación de la mascarilla con frecuencia semanal para obtener mejores resultados.
  • Huevo y miel. Idóneo no solamente para un pelo hidratado y brillante, sino también para recuperar el pelo dañado o reseco. Bate un par de huevos y añade tres cucharadas soperas de miel, dejando que actúe sobre tu superficie capilar durante media hora. Como te hemos indicado en el resto de mascarillas, lava el pelo de nuevo.
  • Yogur con frutas. Las frutas te aportan numerosos beneficios tanto hidratantes como antioxidantes, que puedes aprovechar a través de la alimentación pero también para preparar una mascarilla casera. Por ejemplo, puedes combinar cinco cucharadas de yogur natural con algunos trozos de limón y plátano y medio aguacate. Deja que la mascarilla actúe por lo menos durante media hora y ríndete a los efectos de una completa hidratación.
  • Tomate. Se trata de una mascarilla muy cómoda para hidratar tu cabello y que únicamente requiere que exprimas el zumo de dos tomates maduros y que apliques el jugo tras lavarte el pelo. Deja actuar durante un cuarto de hora y aclara la mezcla.
No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies