7 trucos para que las mascarillas caseras te queden mejor
17476
post-template-default,single,single-post,postid-17476,single-format-standard,bridge-core-2.1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

7 trucos para que las mascarillas caseras te queden mejor

7 trucos para que las mascarillas caseras te queden mejor

7 trucos para que las mascarillas caseras te queden mejor

Las mascarillas caseras para el pelo son un excelente recurso a la hora de mejorar el cuidado del cabello sin gastar apenas dinero, usando ingredientes exclusivamente naturales -recuerda que la piel es un órgano más y «come»- y reduciendo la cantidad de desechos plásticos que generas.

En este blog te hemos aportado múltiples ideas de mascarillas caseras con ingredientes saludables como el aceite de oliva, el huevo, el plátano, el aguacate, el yogur, aceites esenciales -de romero, lavanda, árbol de té y un largo etcétera-, aloe vera o miel. Cada combinación tiene sus propiedades: muchas mascarillas hidratan tu pelo, mejoran la sequedad y la apariencia opaca, le otorgan vigor, mejoran la circulación sanguínea al cuero cabelludo, aportan nutrientes o te brindan fuerza y volumen.

Su preparación suele ser muy sencilla y la mayoría de ellas no contienen más de dos o tres ingredientes. Pero, ¿cómo puedes hacer para que estas mascarillas caseras te queden todavía mejor? Te proporcionamos hasta siete valiosos trucos.

7 claves para mejorar tus mascarillas caseras para el pelo

  • Deja que actúen durante al menos quince minutos: Cuanto más tiempo permanezcan en tu pelo, mucho mejor para que los ingredientes y sus propiedades puedan penetrar en tu cuero cabelludo y pelo. Si te las echas e inmediatamente aclaras con agua poco resultado positivo podrás apreciar. Puedes aprovechar para realizar mientras otras actividades cotidianas. 
  • Brinda un suave masaje para aplicarlas: Lo ideal es incorporar la mascarilla con el cabello humedo y a continuación, lavarte el pelo tal y como lo harías normalmente.
  • Casa límpisima: Si realizas una mascarilla casera procura que las condiciones sean lo más higiénicas posibles. Desinfecta la superficie y recipientes que vayas a utilizar y procura tener las manos limpias.
  • Usar y tirar: No guardes en tarros las mezclas porque los remedios caseros mal preparados o con conservación deficiente pueden incluso resultar peligrosos o inefectivos. Lo mejor es preparar una pequeña dosis que puedas aplicar en el momento. Por ejemplo, procura no usar tres yogures si es una mascarilla solamente para ti: con uno o medio bastará.
  • Busca los ingredientes ideales para tu pelo: Investiga tanto en la sabiduría popular de tu madre y abuelas como en lugares especializados o libros que versen sobre el tema. Según tu pelo esté débil, roto, reseco tras el verano, poco hidratado, endeble o con las puntas abiertas precisará unos nutrientes u otros que podrás encontrar en diversas mascarillas caseras.
  • No tengas miedo a experimentar: Que no te frene el miedo y acabes siempre optando por mascarillas convencionales, muchas de ellas ricas en sulfatos, siliconas y parabenos.
  • Aprovecha lo que ya tengas en casa: Medio plátano demasiado maduro, medio aguacate en papel de aluminio en la nevera, un poquito de aceite de oliva… aprovecha los ingredientes que tengas en tu cocina y reduce la cantidad de residuos que generas.
No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies