Champús sólidos: todo lo que debes saber sobre el último grito
17502
post-template-default,single,single-post,postid-17502,single-format-standard,bridge-core-2.1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Champús sólidos: todo lo que debes saber sobre el último grito

Champús sólidos: todo lo que debes saber sobre el último grito

Champús sólidos: todo lo que debes saber sobre el último grito

En tiempos de preocupación medioambiental y nuevas alternativas ecológicas, los champús sólidos han cobrado un destacado impulso dentro de la industria cosmética y de higiene personal. En este artículo te explicaremos qué es, cuáles son los beneficios de usarlo y por qué resulta una opción ventajosa para el medio ambiente.

El champú solido tiene una apariencia y textura similares a las pastillas de jabón de toda la vida, pero adaptado de forma específica para el cabello. Para usarla, puede humedecerse y pasarse directamente sobre el cabello mojado o frotarse entre las manos para crear una espuma antes de enjuagar nuestra melena. El gesto de lavado, en masaje o en círculos, se parece a cuando usamos un gel convencional. 

Al usarlos se reduce el uso de plástico, un material devastador para el planeta y especialmente para los oceános, perjudicando gravemente a los ecosistemas y a la vida marina.

Están libres de conservantes, siliconas, parabenos y sulfatos, están elaborados a partie de aceites naturales y son estupendos para viajar. Según revelan desde la marca de cosmética natural Lush, tienen una gran durabilidad y relación calidad-precio: los champús sólidos duran entre 80 y 100 lavados. Su precio suele superar nunca los 10 euros.

El pelo puede tardar un poco en acostumbrarse pero con el paso del tiempo gana en salud, fuerza y limpieza. Nunca irritan el cuero cabelludo, ni engrasan o resecan nuestro pelo. Si aún quieres saber más, repasamos algunas de sus ventajas primordiales.

Ventajas de los champús sólidos

  • Ahorrarás dinero cuidando el planeta: Duran muchos más lavados que tu bote de champú convencional -incluso tres veces más- ya que te permiten usar la dosis justa e ir añadiendo la cantidad deseada. Además de cuidar tu salud, también mejoras tu compromiso medioambiental y sumas tu granito de arena contra el cambio climático.
  • Su composición es sencilla, natural y ecológica: Los champús sólidos no tienen sustancias problemáticas. Evitarás problemas cutáneos, pelo graso o reseco, abuso de siliconas malas a largo plazo y un largo etcétera.
  • Son prácticos para llevar a cualquier sitio: Si te vas de viaje o de acampada no ocupan espacio, caben en cualquier parte y ofrecen un resultado tan cómodo como práctico. Evitan el exceso de grasa del champú líquido por lo que mejorarás tu apariencia estética y lograrás tener un cabello más fuerte.
No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies