Hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor NHC
17093
post-template-default,single,single-post,postid-17093,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor

Hábitos quimioterapia

Hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor

Durante la quimioterapia es habitual experimentar desagradables efectos secundarios como dolores, entumecimiento, fatiga, problemas estomacales e intestinales, debilidad muscular, temblores, úlceras en la boca o garganta, falta de apetito o caída del cabello. El mejor modo de procurar el mejor estado posible de salud y evitar su aparición o reducir su incidencia es mantener un estilo de vida saludable.

Hábitos saludables que debes mantener  durante la quimioterapia es esencial para luchar. Si te diagnostican cáncer y estás a punto de comenzar tu tratamiento de quimioterapia, estos son algunos de los consejos acerca de los hábitos saludables más recomendables por parte de organismos internacionales y asociaciones especializadas que debes seguir y mantener en el tiempo. Estos te ayudarán a encontrarte mejor a nivel físico, pero también en el plano emocional y de la salud mental.

Hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor

  • Plan de dieta saludables. Comer sano te ayudará a reducir la fatiga, la ansiedad o el insomnio, te procurará fuerzas y mejorará tu sistema inmunitario. La planificación previa a la hora de acudir al supermercado o elaborar con antelación tu menú semanal te serán de gran ayuda.
  • Aumenta las calorías y no olvides las proteínas. Este macronutriente es fundamental para reconstruir el tejido sano. Es aconsejable comer en los momentos en los que sabes que tu apetito será más fuerte, algo que te ayudará a sortear los problemas de falta de apetito. Entre las proteínas que debes incluir en todas las comidas destacan pollo, pavo, pescado, huevos, yogur griego, requesón, lentejas, nueces, semillas, tofu y leche.
  • Bebe mucho líquido a diario para mantenerte permanentemente hidratada: El agua suele ser el mejor líquido para beber, aunque puedes apostar también por infusiones, bebidas vegetales, leche o zumo natural. Se recomiendan unos ocho vasos diarios de líquido aunque la cantidad dependerá de tu altura, edad, género, peso y condición física.
  • Ten mucho cuidado y evitar las infecciones. No visites a familiares o amigos que puedan tener gripe o cualquier otra enfermedad contagiosa, ya que durante el tratamiento estarás más vulnerable. Limpia a fondo todas las frutas y verduras que consumas para evitar la intoxicación alimentaria, y cocina la carne, el pollo o el pescado adecuadamente.
  • Actividad física sanadora. El deporte te servirá de gran ayuda, por lo que es recomendable realizar ejercicio ligero a moderado con la mayor frecuencia posible, todos los días o en varias ocasiones a la semana. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, la investigación sugiere que el ejercicio no solo es seguro durante el tratamiento del cáncer, sino que puede mejorar los efectos secundarios comunes, como la fatiga y la debilidad. Por lo general, se aconseja a los pacientes que hagan ejercicio a una intensidad más baja para evitar lesiones.
  • Evita la desnutrición. Este problema puede conducir a malos resultados y retrasos en el tratamiento. Para protegerte contra ella. Apuesta por mantener al menos tres comidas al día, además de refrigerios. Asegúrese de incluir todos los grupos de alimentos.
  • Pésate todas las semanas. La pérdida de peso puede conllevar peores resultados en el tratamiento. Incluye en tu dieta alimentos proteicos -desde legumbres a huevos, marisco, soja o quinoa-, una gran variedad de vegetales y verduras frescas. Intentando abarcar todos los colores, productos lácteos bajos en grasa, granos integrales y verduras con almidón. También  grasas nutritivas como el aguacate, el aceite de oliva, las semillas o  los frutos secos.
  • Da prioridad a los alimentos vegetales. Una dieta basada en plantas te aportará  vitaminas, minerales y fitoquímicos necesarios para ayudar a su cuerpo a combatir el cáncer. Cuando planifiques tus comidas, trata de cubrir la mayor parte de cada plato -al menos dos tercios- con alimentos vegetales. Frutas, verduras, legumbres y granos integrales. El resto del plato puede incluir alimentos de origen animal como pollo, pescado, huevos, queso y yogur.

Estos han sido los hábitos saludables durante la quimio para encontrarte mejor, pero a lo largo del blog encontraras mas recomendaciones útiles. Noticias sobre el cancer, y artículos de interés.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies