Por qué NO deberías comprar una peluca sintética
15541
post-template-default,single,single-post,postid-15541,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Por qué NO deberías comprar una peluca sintética

Por qué NO deberías comprar una peluca sintética

Por qué NO deberías comprar una peluca sintética

Si estás bajo tratamiento oncológico, es muy posible que ante la pérdida de cabello te plantees comprar una peluca sintética o de pelo natural. Sin embargo, las razones de peso para decantarte por la segunda opción son muchas, ya que las primeras, pese a constituir una opción más económica e inmediata, pueden presentarte numerosos problemas y además, no cuentan con el grado de precisión y parecido a tu cabello habitual.

Mientras que una peluca oncológica elaborada con pelo natural se hace paso a paso de forma personalizada buscando tener las mismas características que tu cabello -forma, textura, color, corte y peinado-, se adapta perfectamente a tu cabeza sin provocarte erupciones ni molestias ni precisar enganches como una goma, la peluca sintética presenta numerosos inconvenientes como los que detallamos a continuación.

5 razones para no comprarte una peluca sintética

  • No son flexibles: Las pelucas sintéticas no pueden personalizarse a tu gusto y estilo, ya que no poseen la flexibilidad de las pelucas de pelo natural. Estas pueden tener tu color exacto, moldearse a tu antojo o peinarse como desees.
  • Poco realistas para el pelo largo: Cuanto más largo sea tu cabello, peor sientan ya que se perciben como menos naturales y no guardan un parecido tan estrecho con tu pelo original. Pese a que su mantenimiento es escaso -siempre guardan su forma original y no pueden secarse al aire-, no admiten secador, pueden enredarse y estropearse y su apariencia resultar más deslucida.
  • Menor comodidad: Debido a los materiales con los que están realizadas -que resultan en un menor coste económico-, las pelucas sintéticas son menos cómodas que aquellas que se hacen exclusivamente para tu con cabello natural europeo. Tanto la sujeción como el hecho de llevarla permanentemente en la cabeza pueden ocasionar más molestias, picores e irritaciones en el caso de una peluca sintética. Dependiendo de su coste, puede que sus materiales no sean hipoalergénicos y además, que tampoco sea transpirable.
  • Duran menos: Las pelucas de cabello orgánico se caracterizan por su larga durabilidad, sirviendo para acompañarte durante todo el período de la quimioterapia y los meses o años posteriores, hasta que tu pelo natural vuelva a crecer. Sin embargo, las pelucas sintéticas se devalúan más rápido porque sus estándares de calidad son más bajos.
  • Falta de asesoramiento profesional: Al formar parte de una fabricación en serie no puedes elegir los detalles ni contar con la tutorización y la guía de médicos, especialistas o peluqueros profesionales que adapten todas las características de la peluca, te asesoren con su mantenimiento, dejen el peinado, el corte, el color y la textura exactamente idénticos a tu cabello natural, resuelvan tus principales dudas y problemas o te acompañen en el proceso de encargo y confección de la peluca.

Desde luego, si deseas contar con una peluca que reproduzca con exactitud tu pelo de siempre, no optes por una peluca sintética y decántate por una opción orgánica, elaborada a base de pelo natural europeo y que satisfaga tus necesidades en un proceso tan delicado como el que acontece mientras atraviesas un tratamiento oncológico.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies